La ordenación del área central: cúmulo de incongruencias

El cúmulo de disparates, incongruencias e incompetencias de que hacen gala y honor los diferentes representantes de los últimos gobiernos de la autonomía asturiana, son para inscribir en el record Guiness. Una ex Consejera de Educación y Cultura se manifiesta contra una resolución que ella misma promovió, sobre el incremento de horas lectivas para el profesorado; un ex presidente del Gobierno de la Autonomía, dice ahora que después de las Consejerías de Jesús Arango y la de Menéndez de Luarca, no se ha hecho por el campo asturiano; un Consejero actual defendía, no ha mucho, que habría que modificar la ley electoral para hacerla más mayoritaria, con el fin de que hubiera Gobiernos “fuertes”; ese mismo consejero quiere encabezar ahora la ordenación de un área central asturiana.

En fin, que son muchas las razones que tenemos para reproducir este trabajo del profesor de Geografía en la Universidad de Oviedo, Manuel Maurín, para que no tengamos que reproducir más desatinos.

Habrá que ordenar Asturias.

La Nueva Esapña

La ordenación del área central: cúmulo de incongruencias. En La Nueva España, 23-01-2018

El desorden en el centro de Asturias, fruto de la dejación de competencias

La ordenación del área central: cúmulo de incongruencias

manuel-maurin
Manuel Maurín Álvarez
Profesor de Análisis Geográfico Regional en Univ. Oviedo

El área central de Asturias presenta el mayor grado de diseminación urbanística de España, registra la mayor densidad de grandes superficies comerciales, es la zona en la que más se usa el automóvil particular para los desplazamientos habituales y tiene la atmósfera más contaminada del país.

Este espacio central se configura como un amasijo periurbano producido por la confluencia de acciones descentralizadoras con origen simultáneo en varias ciudades, superpuesta a heterogéneas e inconexas iniciativas de implantación dispersa; y todo ello en presencia de una deficiente articulación y control público de dichos procesos, lo que ha generado un creciente caos territorial con graves consecuencias, económicas, sociales y ambientales.

Aunque los factores que explican este desorden son diversos y complejos, es innegable que existe una responsabilidad atribuible, en primer lugar, a la propia administración regional, que ha hecho dejación de sus competencias en materia de ordenación, ha permitido actuaciones públicas y privadas con un impacto territorial intolerable y ha protagonizado no pocas de ellas.

Que el principal instrumento de control territorial, las Directrices Regionales de Ordenación Territorial (DROT), no se haya renovado desde su aprobación en 1991, cuando hace lustros que se reconoce su obsolescencia e incapacidad rectora, es una muestra palmaria de dicha responsabilidad. Mantener unas Directrices que se fundamentan en delimitaciones territoriales tan incoherentes como la que incluye en una misma comarca funcional a Oviedo y Siero junto con Belmonte o Somiedo, aprobar unas Directrices Sectoriales de Equipamiento Comercial en 2010, después de que se hubiese permitido la construcción de media docena de grandes superficies fuera de los espacios urbanos, o realizar una Evaluación de Impacto Estructural para determinar la viabilidad de la construcción del Funicular de Bulnes con posterioridad a su inauguración, son solo unos pocos ejemplos del desastre territorial al que la propia Administración ha abocado al área central y al conjunto de la región.

También llama la atención que, habiéndose elaborado un nuevo proyecto de Directrices en 2006, que nunca se llegaron a aprobar, no se disponga de ninguna explicación oficial, ni en los nuevos documentos se haga mención a las causas por las que se abortó aquel proceso y se ha demorado en diez años el reinicio de una actualización que ya por entonces los técnicos consideraban muy urgente.

En ausencia de dicha explicación por parte del gobierno regional y observando que, durante años, tampoco ha habido exigencia alguna por parte de la principal fuerza política de la oposición, podría pensarse en la existencia de un acuerdo tácito entre las principales fuerzas políticas que han venido ejerciendo el poder en el plano autonómico y en los municipios más grandes del área central (especialmente Oviedo y Gijón) para no interferir en sus respectivos ámbitos de dominio, respetando el statu quo, manteniendo el equilibrio de fuerzas y tolerando los desmanes urbanísticos de los que unos y otros son responsables por igual.

En esta perspectiva se explicaría la prisa repentina para configurar un impreciso ente metropolitano y las atípicas negociaciones de los últimos días entre representantes de diversas instituciones y partidos, como una estrategia de adaptación al nuevo mapa político municipal en el que el bipartidismo tradicional ha perdido una supremacía que recuperaría parcialmente desde un nueva figura con representación desequilibrada a favor de la administración autonómica y con la interposición de otros organismos aún controlables como la Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo de Asturias (CUOTA, Sogepsa o la FACC (Federación Asturiana de Concejos) ¿Cómo explicar de otra manera el cúmulo de incongruencias en el que se viene desenvolviendo el proceso de reformulación de las Directrices desde hace un año?

Incongruencias procedimentales que llevan a plantear primero unas Directrices Subregionales de Ordenación del área central (DAC) antes que las Directrices Regionales (DROT) de las que deben emanar y depender jerárquicamente según la legislación vigente y a la lógica de la planificación en cascada.

Incongruencias estructurales que omiten toda referencia a los necesarios instrumentos de tipo preventivo (Evaluación de Impacto Estructural o Territorial), normativo (específicamente las normas de aplicación directa e indirecta) o de programación (Programas de Actuación), sin todos los cuales las propuestas se quedarían en papel mojado.

Incongruencias metodológicas, cuando el diagnóstico y la normativa ocupan en los documentos de Avance solo un 20% frente al 80% del análisis, cuando apenas se esboza el modelo territorial y no se jerarquizan o priorizan las líneas estratégicas.

Incongruencias de contenido que, entre páginas y páginas de información poco relevante, llegan a omitir cualquier referencia a temas tan cruciales como el patrimonio minero-industrial (cuando ha sido la historia minero-industrial la que ha dado vida originalmente al área central) o pasan de puntillas sobre el modelo energético o el tratamiento del paisaje, entre otras cuestiones de especial trascendencia.

En fin, incongruencias de delimitación, cuando se señala un área central que se extiende desde el Cabo de Peñas al Puerto de Pajares y desde Ceceda (Nava) hasta Tolinas (Grado) y en la que se incluyen espacios con condiciones y necesidades de ordenación completamente dispares.

Si verdaderamente se quiere afrontar una planificación supramunicipal en el área central, con bases sólidas, duraderas, y trascendiendo de las variables coyunturas políticas, el proceso se debería iniciar, como se hace en otras comunidades autónomas, mediante un acto legislativo que enmarcase y dirigiese el despliegue ordenado de los instrumentos de planificación, desde los más generales a los más específicos; debería delimitarse un marco espacial ceñido estrictamente al área metropolitana real, establecerse un órgano director en el que la capacidad decisoria recayese en los concejos involucrados, de manera voluntaria, equilibrada y ponderada, y donde el propio diagnóstico, el modelo territorial, las líneas estratégicas y las actuaciones más relevantes fuesen priorizados y elaborados desde un principio, con la ayuda técnica necesaria y la mayor participación ciudadana. La administración autonómica tendría un papel muy relevante, en función de las competencias que le vienen asignadas legalmente, pero no debería entrar como un elefante en una cacharrería, desordenando el procedimiento y abriendo frentes y heridas antes si quiera de comenzar el proceso.

Contaminación en el área central asturiana

Entrevista a Félix Payo, médico especialista en neumología

Nuestro compañero Félix Payo ha sido entrevistado por el diario El Comercio. Por su interés para comprender los problemas medioambientales en el área central asturiana, reproducimos el artículo del citado periódico

«La contaminación de Oviedo está ligada al tráfico»

Payo, en el centro social de Trubia / PABLO LORENZANA

 

«Es hora de que los ciudadanos defiendan el aire limpio. Las empresas, si no se ven obligadas, mirarán por sus intereses» Félix Payo Neumólogo y ponente de la Escuela Municipal de Salud

 

  1. LUMBRERAS OVIEDO.

Martes, 30 enero 2018, 03:31

El neumólogo retirado Félix Payo, especialista en Fisiología Respiratoria del Instituto Nacional de Silicosis en el HUCA, impartió ayer en el centro social de Trubia, dentro de la Escuela Municipal de Salud, una conferencia sobre contaminación y salud.

-¿Cómo afecta la contaminación atmosférica?

-Se puede abordar de dos maneras: los efectos en la salud de las personas individualmente y, más complejo, pero más realista, sobre la sociedad en general. Se discute ya poco que afecta de manera preferente a los sectores más débiles: los pobres, los enfermos, los niños… Es reversible, los londinenses en 1952 se libraron por una acción gubernamental que eliminó el ‘smog’ (humo y niebla) y llevó a conseguir que tuvieran hasta en el Támesis unos puntos de pesca. Luchamos contra los que dicen que es un problema que no se puede abordar o si quieres hacerlo tienes que perder empleo. Los gobiernos tratan muchas veces de defender intereses más que a los ciudadanos.

-¿Qué enseña en la conferencia?

-Las bases técnicas de la contaminación, para que todos vayamos entendiendo esa jerga. Por ejemplo, lo que las partículas grandes o pequeñas afectan de forma distinta al pulmón. También, que contaminantes como el amianto tienen unas fibras con aerodinámica especial. Se expanden por los puntos de emisión, que se suelen hacer altos, como las chimeneas, que los llevan lejos.

-¿Qué efectos concretos tiene la contaminación sobre la salud?

-En los niños, las zonas contaminadas causan problemas de desarrollo intelectual. Hay mayor frecuencia de los tumores de vejiga en medios contaminados. Históricamente las vías aéreas era lo que más se planteaba: rinitis, alergia, asma, descompensaciones de las enfermedades pulmonares y cardiacas… Todos los pacientes con enfermedades crónicas se ven afectados por la contaminación urbana, ligada sobre todo al tráfico.

-¿Y el benceno en Trubia que denuncian los ecologistas?

-Es muy interesante aclarar los contaminantes específicos de las empresas. No pueden estar ahí sin que una autoridad sanitaria diga ‘esto es la magnitud y estos son los efectos’. Hay medios para hacerlo si hay voluntad política.

-¿Afectaría a los vecinos la posible planta de asfalto en Las Caldas?

-No hay una respuesta a priori tajante. Pero sí creo que la posición del gobierno y de la sociedad civil debería ser controlar qué se pone en su territorio. No es lo mismo una planta o una incineradora aquí o allí, son asuntos complejos. En esta planta y en cualquier otra es necesario que se lleve un control continuo, no poner un parche y que empiece a funcionar. Gracias a la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies y a grupos privados hay muchos sensores. Es hora de que los ciudadanos se enfrenten de una manera adulta, con conocimiento propio, a la defensa del aire limpio en nuestras ciudades. Las empresas, si no se ven obligadas a ciertos comportamientos, cada una mirará por sus propios intereses.

-¿Cómo está la situación de la contaminación en Oviedo?

-No es muy mala, en Avilés hay situaciones verdaderamente malas. La contaminación, aparentemente, es de tipo convencional, formada fundamentalmente por los residuos de la quema incompleta de gasoil. Es difícil medir porque son muy determinantes las condiciones atmosféricas. En Madrid se decidió reducir la circulación de coches y se montó un verdadero cirio. La segunda vez no. Me hace ser optimista pensar que la ciudadanía se va dando cuenta de que es un problema que hay que abordar.

Libertades democráticas en peligro

Los buenos conservadores españoles abortan en Inglaterra, ahorran en Suiza, cazan elefantes en Botswana y se manifiestan en la intimidad. En España es cada vez más difícil ejercer derechos democráticos básicos porque se está restringiendo el ejercicio de las libertades democráticas. So pena de arriesgar el derecho a pagar multas, procesamiento y cárcel. Y no sólo el derecho de manifestación.

Estamos asistiendo a un torrente de casos de detención y procesamiento de humoristas, sindicalistas, periodistas, manifestantes, blogueros,… sin precedentes. Mientras tanto y de forma paralela, desde el Ministerio del Interior se asciende a coronel al hijo de Tejero, que fue cesado por celebrar el aniversario del 23-F, o se mantiene en loas del Gobierno a torturadores y golpistas reclamados por la justicia argentina como el excapitán de la Guardia Civil Jesús Muñecas Aguilar o el torturador ‘Billy el Niño’.

Estamos dirigidos por personajes tan “brillantes” y “eficientes” que todo lo encomiendan a los dioses del cielo, que suelen ser los dioses de los paraísos fiscales y de los bancos suizos. Recordemos que la conocida “Ley mordaza”, importante motor de esta deriva autoritaria y antidemocrática fue promovida por el anterior Ministro del Interior, quien se basaba en el ‘amparo divino’, para lo que concedía una medalla policial a una Virgen, la medalla de oro al mérito policial a la Virgen del Amor. En definitiva: “a Dios rogando y con el mazo dando”. Con motivo de la aprobación de dicha ley la prensa internacional acusó a Rajoy de ir “camino de una dictadura”. “Camino a una dictadura”, “amenaza a la democracia”, “problemática”, “autoritaria”, todos ellos términos que han aparecido en la prensa internacional, en relación al anteproyecto de Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana (apellidada ‘ley mordaza’). Las críticas a dicha ley aparecieron en el diario británico The Guardian, el alemán Die Tageszeitung (TAZ), y otros rotativos europeos.

En el momento actual los dirigentes del PP con el apoyo entusiasta de Ciudadanos, se plantean la reforma del Código Penal, y la modificación de la Prisión permanente revisable para endurecerla en varios supuestos, lo que en la práctica será un recorte más de los derechos humanos y un camino hacia la restauración de la cadena perpetua, prohibida en la Constitución que ellos no aprobaron y que hoy defienden entusiásticamente. Dentro de nada, nos vendrán con la propuesta de restaurar la pena de muerte y el garrote vil.

Luego ya se verá a quienes se aplican.

Seguiremos denunciando la deriva autoritaria y el camino al estado policial. Las fuerzas policiales deben estar para garantizar la seguridad de los ciudadanos y el libre ejercicio de los derechos y libertades (Artículo 104 de la Constitución) y no para reprimir manifestaciones pacíficas como hemos comprobado recientemente; para limitar la libertad de expresión; o para espiar a los adversarios políticos ilegal e ilícitamente. Y sí deberán estar para perseguir a los corruptos que evaden impuestos o roban al erario público para luego llevar a Suizo sus botines. Y para evitar y perseguir casos que generan verdadera alarma social.

En una palabra: evitemos que el Estado convierta el ejercicio de los derechos y libertades en un delito.

Veamos el último colofón de esta historia:

En honor de Pí y Margall

El progreso de Asturias.  AÑO I.-NÚM. 229
OVIEDO.- Martes 31 de Diciembre de 1901
En honor de Pí y Margall

El Progreso de Asturias-cabecera- 31-12-1901

Los republicanos de la Coruña, como los de otras muchas poblaciones de España, organizaron una velada necrológica en honor del repúblico insigne. Se encargó de hacer el resumen el veterano D. Segundo Morena Barcia, cuyas elocuentes palabras leerán con gusto nuestros lectores.

Dijo así:

«Ya que por deber habré da hacer el resumen de cuanto aquí se dijo, procuraré ceñirme al objeto tristísimo de la velada en tanto apelo a toda la serenidad de mi alma, para consagrar unas frases de pálido elogio al eminente hombre cuya muerte llora España.

«lníciase la velada con los acentos de la juventud emitidos en la brillante oración del Sr. Casares y nada más oportuno y grato a le memoria del ilustre muerto, que el recuerdo de las últimas palabras de su .vida dirigidas a la juventud escolar de la Unión. Pero la gratitud obliga algo casa que al recuerdo; obliga a la aceptación y cumplimiento del exhorto por la independencia de la razón y la libertad de conciencia, siquiera lo rogase con el hilo ténue de una voz que se iba extinguiendo como su vida, para precipitarse pronto en los abismos de la eternidad. Y no obstante; ¡qué hermoso y conmovedor es el fallecer en la extrema ancianidad doctrinando la juventud, en tanto ésta le tributa su ovación frenética, delirante, precursora de la inmortalidad! Acaso esto no equivale por un capricho del destino, a morir uniendo en une síntesis suprema la cuna con el sepulcro?

«Luego sigue el obrero Sr. Novena, en representación de las desheredados de la fortuna, para tributar con sentida frase los honores fúnebres al grande hombre. ¡Ah! que Pi parece ser hijo de un obrero manual del que hubo de heredar con la honradez y el amoral trabajo, aquella naturaleza vigorosa que le permitió, quieto el músculo, derramar a raudales el fluido nervioso que supone le labor intelectual de cerebro tan extraordinario, por durante medio siglo. Por amor del obrero, emitió las más atrevidas doctrinas, arrostrando las iras del poderoso; por él mantuvo la igualdad de retribuciones, supuesto que el genio lleva en si mismo el galardón de su obra con la admiración que impone a su linaje, la fama, la gloria póstuma, la bendición de las generaciones futuras. Por amor del labriego encorvado sobre el surco que riega con su sudor, después de romper la tierra con el arado, despojaría al señor de grandes dominios si en el termino de tres años no los sometía al cultivo; de esta suelte, distribuyendo la tierra entre los colonos y a censo reservativo, creaba beneficios para el propietario propiedad para el colono, tributos par el Estado y aumento indefinido de la riqueza pública.

«Siguen los Srs. Torrente; Martínez Fontenla y de la Iglesia, que yo pudiera llamar intelectuales, para tejer con maravillosa elocuencia una corona fúnebre que ceñir en las sienes del hombre ilustre, del gran anciano. Sí, era de los vuestros, por la grandeza del genio, lo prodigioso del saber y la alteza de sus virtudes.

«La verdad es que todos hemos perdido un educador y un maestro; afirmaré aun que la Humanidad ha perdido uno de sus más bellos genios, la Patria una de sus glorias más legítimas y la República uno de sus más grandes directores y atletas. De ahí el dolor universal, en el extranjero, en los cuerpos colegisladores, aquí y en todas partes como correspondiendo a lo excelso de su nombre y a los merecimientos excepcionales de su vida.

«Y el pueblo con certero instinto, al conducir los restos mortales frente al templo da las leyes que él tanto había ilustrado, pidió con estruendoso grito que Ia bandera nacional descendiera a media asta en señal de duelo. La bandera ondeaba entones en honor de las glorias y alegrías de la monarquía patrimonial. ¿Conocía el pueblo aquellas memorables palabras de Saint Simón, escritas durante aquellos días aciagos para la Francia en que los reyes déspotas abarrotaban los calabozos de la Bastilla con las víctimas inocentes de sus furores. No lo sé. Lo cierto es que el pueblo mandó abatir la bandera y las alegrías del trono quedaron por un momento supeditadas a los restos gloriosos de D. Francisco Pí y Margall.

«He ahí al hombre cuyo cadáver siguen todos sin distinción de partidos, posición o rango, llevado en hombros y paseado por las calles de Madrid hasta depositar sus restos en el cementerio civil del Este, no sin antes cubrir su tumba de flores. Vedle que no lleva atributos de religión alguna, que el canto del sacerdote no le acompaña, que los blandones fúnebres no alumbran el camino; y sin embargo, mas de diez mil hombres le conducen por entre una multitud infinita que se descubre silenciosa expresando en su rostro la huella del dolor más intenso. Y es que sobre todas las miserias humanas, sobre nuestros vicios y pasiones, sobre nuestras creencias de opinión y secta, hay una religión suprema que flota sobre todas las demás malditas por la Historia, como engendradoras de universal ignorancia, superstición y fanatismo, por la sangre, lagrimas, crímenes, infamias de eterna execración que produjeran, y es la religión suprema e inmaculada de la ciencia y la virtud, única que el ilustre muerto profesara en vida. (Grandes y prolongados aplausos).

«Pi, Margall era un carácter; por eso perseveró en sus creencias basta la muerte. Su virtud espartana, la austeridad de sus costumbres, le mantuvo en la pobreza. En el hogar era sencillo e ingenuo. Hasta el último momento, recibió sobre su frente venerable el ósculo de sus hijos, ya hombres, esposos y padres, como en los días de la infancia. Aquel genio prodigioso gozaba y reía candorosamente las anécdotas graciosas y chispeantes que la vis cómica va recogiendo de la vida real. Era sincero y crédulo como un niño, en términos que algunos miserables abusando de la bondad de su corazón hubieron de estafarle a veces, hasta del pan de sus hijos.

«Apenas hará un año que le vi por última vez. Sin poder sustraerme a la visión, ahora se me aparece en noche para mi de imborrable recuerdo presidiendo la modesta mesa, de su casa honorable…

Cadena ser. Comentarios a las declaraciones de Juan Antonio Alcaraz

Por su interés enlazamos y reproducimos parte de este programa de “A Vivir Que Son Dos Días (27/01/2018 – Tramo de 08:00 a 09:00)” en la cadena SER, en el que se comentan las declaraciones de Juan Antonio Alcaraz sobre desahucios e hipotecas en España:

http://play.cadenaser.com/widget/audio/cadenaser_avivirquesondosdias_20180127_080000_090000/270/Escucha “A Vivir Que Son Dos Días (27/01/2018 – Tramo de 08:00 a 09:00)” en Play SER

A pluma y a pelo

El Progreso de Asturias. AÑO I.-NÚM. 229
OVIEDO.- Martes 31 de Diciembre de 1901
A PLUMA Y A PELO

El Progreso de Asturias-cabecera- 31-12-1901

A pluma y a pelo

Pues están aviadas las mujeres solteras, si prevalece el decreto ya famoso del general Weyler, prohibiendo el matrimonio a los jefes y oficiales del ejército.

¿Qué va a ser ahora de tantas esperanzas y de ilusiones tantas?

¿Y cómo se va a arreglar el oficial que haya dado su palabra de honor a una doncella?

Vean ustedes por donde el ministro puede ser causa de que se quebrante el honor del ejercito.

Nada; que el tal ministro no olvidó aquellas inciviles aficiones que comenzó a desarrollar con los reconcentrados de Cuba.

A éstos les privaba de todos los elementos de vida.

Pero a poco que se descuiden los militares, Weyler va a negarles hasta la condición de hombres.

Pero, ¡qué talentazo el del ministro de la Guerra!

Lo peor es que las consecuencias de estas y otras ridiculeces las paga el ejercito propiamente dicho, y no sus actuales príncipes, que son los verdaderamente indicados para quedar célibes de por vida.

¡Cuánto bien harían al ejército si se decidieran a cambiar el uniforme por el sayal y por la espada el rosario!

Indudablemente, nuestros generales equivocaron la carrera.

Su lugar adecuado era el convento.

¿Han visto Vdes. qué exaltado patriotismo el nuestro?

Representose Cyrano de Bergerac en el teatro español, y ni que hubiéramos perdido las colonias se armaría tamaña tremolina.

Podrán gobernarnos y gobernarnos mal los extranjeras; podrán llevarse bonitamente el fruto del trabajo de los españoles una familia francesa o austriaca o las dos a la vez; pero representar en el teatro español y dentro de los seis meses de temporada una obra extranjera ¡ohl eso debe sublevarnos y… ponernos en ridículo ante los pueblos cultos.

Está visto que si tos empeñáramos en proceder de modo que nadie tomara en serio nuestras cosas, no lo haríamos mejor.

Es decir, no lo harían mejor los vociferadores de Madrid.

 

Discurso notable

El Progreso de Asturias. AÑO I.-NÚM. 229
OVIEDO.- Martes 31 de Diciembre de 1901
DISCURSO NOTABLE

El Progreso de Asturias-cabecera- 31-12-1901

Para mejor conocimiento del antiguo diario, reproducimos este artículo del Martes 31 de Diciembre de 1901 que consideramos de interés:

“Notable por todos conceptos fue el discurso pronunciado el jueves por el Sr. Azcarate al discutirse la totalidad de la sección 3ª del presupuesto de ingresos.
Hizo el Sr. Anchase razonadísima critica de la obra económica del Gobierno liberal, y censuró, sobre todo, en ella la falta de sinceridad.
Se confecciona aquí los presupuestos a gusto de los ministros, y nunca la realidad responde a les cálculos presentados a la aprobación de las Cámaras.
Ha ido creciendo el presupuesto de gastos, que de 905 millones se ha elevado a 971, y ha sido preciso reforzar los ingresos para ofrecer una nivelación que legalizase, siquiera en apariencia, la situación económica, y cuando no ha habido de que echar mano se ha recurrido a tres partidas, más que problemáticas: una relativa a la venta de unas maderas que se dice existir en los arsenales: otra, a la del material de guerra de Cuba y Puerto Rico a los Estados Unidos, y otra, del crédito de los astilleros del Nervión; 22 millones que figuran en el papel, y nada más que en el papel.
Con razón aseguraba el Sr. Azcarate que la inclusión de esas cifras con superavit, nos desacreditará más que su exclusión con déficit.
A 1.000 millones aseguró el Sr. Azcarate que llegará este presupuesto, dado que en 1900 hubo 41 millones de suplementos de crédito y crédito extraordinarios, y en éste van ya 48.
Afortunadísimo estuvo combatiendo el sistema de monopolios, a que poco a poco se va entregando nuestra Hacienda. Al del tabaco y las cerillas fosfóricas y los explosivos, hay que agregar el del pago y el del crédito. El crédito esta monopolizado por el Banco de España y el Banco Hipotecario. Por si tantos monopolios fueran pocos, se ha hablado sobradamente de el del petróleo, es una amenaza el del alcohol y casi ya una realidad el del azúcar.
Los acuerdos adoptados por la Asamblea de azucareros de remolacha restringiendo la producción para acomodarla al consumo, no es en realidad sino un paso de gigante hacia el monopolio.
El discurso del Sr. Azcárate señaló con precisión muchos de nuestros vicios económicos; pero ya lo dijo él mismo al empezar: «Es completa esterilidad de cuantos esfuerzos se hacen en le Cámara para modificar el presupuesto y hacer desaparecer las malas costumbres antiguas».
Aquella revolución desde el poder de que nos hablaron los conspicuos del fusionismo, no ha pasado de una arrogancia.
Sólo de abajo está visto que podrá y deberá venir la revolución que nos regenere.”